jueves, mayo 30

De bombillas que leen nuestro estado de ánimo a plantas que purifican el aire: estos son los 10 inventos más curiosos del CES | Tecnología

El CES está repleto de inventos que dejan a más de uno boquiabierto: airbags para motoristas, granjas inflables, leggins que aspiran a aumentar el rendimiento deportivo, macetas que pretenden convertir las plantas en mascotas, maquinillas de afeitar que caben en la palma de la mano, marcos de fotos con altavoces y robots más propios de la ciencia ficción. En la mayor feria de electrónica de consumo del planeta, celebrada entre el 9 y el 12 de enero en Las Vegas, año tras año suelen exhibirse almohadas para evitar ronquidos, espejos inteligentes o sistemas que prometen leer las emociones de bebés y mascotas. Estos son algunos de los inventos más curiosos de esta edición.

Entre los aparatos más curiosos de 2023, había masturbadores interactivos, impresoras para teñir el pelo o mascarillas para llamadas confidenciales. En esta edición, se cuela en esta lista una bombilla con reconocimiento facial de Lepro. “Puede analizar las expresiones de los usuarios, capturar su estado emocional y recomendar efectos de iluminación que coincidan con su estado de ánimo”, afirman sus creadores. La bombilla está además equipada con un algoritmo que simula el sistema auditivo humano y sincroniza las luces según la música que esté sonando para “crear una experiencia audiovisual inmersiva para el usuario”.

La startup francesa Neoplants asegura haber creado una planta que puede eliminar el aire 30 veces más eficazmente que una planta de interior estándar. Así lo explica Alexandre Galbiati, director de márketing de la compañía: “Trabajamos en el ADN de las plantas. Las diseñamos mediante bioingeniería para insertar en ellas un gen que las haga capaces de absorber contaminantes y transformarlos en materia vegetal”. Por el momento, solo la venden en Estados Unidos, ya que en dicho país está permitido editar el genoma de las plantas, según destaca Galbiati.

Un carrito que mece solo

En uno de los salones del Mandala Bay, uno de los hoteles en los que se celebra el CES, un carrito de bebé se mece automáticamente. A unos metros lo observa Kevin Huang, CEO de Glüxkind. Esta compañía de Canadá ha creado un carrito que utiliza inteligencia artificial para facilitar la crianza de los hijos. El objetivo es brindar a los padres “un par de ojos y manos adicionales mientras están fuera de casa”. “Puedes subir las empinadas colinas de San Francisco sin esfuerzo o bajar una cuesta con la compra en la mano sin preocupación, ya que el carrito, además de moverse, puede detenerse y frenar automáticamente”, asegura. En casa, el cochecito también puede ser útil. Por ejemplo, “al mecer al bebé mientras tú lees un libro, tomas café o descansas”.

Kevin Huang, de Glüxkind, con un carrito de bebé inteligente.
Kevin Huang, de Glüxkind, con un carrito de bebé inteligente.I. R.

Un robot para caminar bien

Un robot portátil cuya intención es que caminar sea un ejercicio “fácil y eficaz”. Así definen desde Wirobotics uno de los inventos más curiosos del CES. El robot en cuestión está formado por una especie de cinturón que va unido con unos hierros a las rodillas. Tiene dos modos. Uno de asistencia para “caminar con facilidad y seguridad que te ayuda a levantar las piernas y empujarlas al suelo”. Y otro de ejercicio, que ofrece cierta resistencia y está pensado para fortalecer las piernas. Con este modo activado, resulta similar a caminar en el agua. Si bien el robot está pensado principalmente para personas mayores y con párkinson o sarcopenia —una afección que se caracteriza por la pérdida de masa y fuerza de los músculos—, también ha sido diseñado pensando en los jóvenes. “Puede resultar eficaz para que adopten una postura tranquila al caminar”, afirma Ji Young Kim, empleado de la compañía.

Una funda para convertir el iPhone en una Blackberry

Atrás quedaron los móviles con teclados físicos. Fueron progresivamente sustituidos por dispositivos táctiles que daban prioridad a una gran pantalla. Clicks Technology ha desarrollado una funda de iPhone para los nostálgicos, pues recuerda en parte a una Blackberry. De hecho, sus creadores aseguran que entre ellos hay exempleados de Blackberry, Apple y Google. A primera vista, esta funda tiene dos inconvenientes: el precio elevado —cuesta 125 euros— y su gran tamaño, que hace que el terminal recuerde más a un ancho mando de televisión que a un móvil.

Florent Michel, de Imki, posa con ropa diseñada con una inteligencia artificial.
Florent Michel, de Imki, posa con ropa diseñada con una inteligencia artificial.I. R.

Una inteligencia artificial que diseña ropa

La inteligencia artificial generativa va mucho más allá de ChatGPT. “Todo lo que ves aquí ha sido generado por una IA”, asegura Florent Michel mientras señala varios bolsos, pantalones y chaquetas de cuero con diamantes. Es un empleado de Imki, una startup que trabaja junto a marcas de moda para aplicar la IA al diseño de ropa. Antes los diseñadores tenían una idea, comenzaban dibujándola a mano y luego usaban programas como Photoshop, según Michel. Ahora “solo tienen que escribirla y ver los resultados”. ¿Cuál es la diferencia entre estas prendas y las diseñadas por un humano? “Ninguna. Esa es la cuestión”, afirma Michel.

Una cabeza para avatares

Algunos inventos expuestos en el CES parecen salidos de la serie Black Mirror. Si el año pasado se llevaron la atención unos avatares de familiares fallecidos, en este caso uno de los gadgets más surrealistas es una cabeza para avatares. Se llama WeHead y su objetivo es “que sientas la presencia de un humano virtual o un clon digital de una persona en el mundo físico”. “A medida que las personas entran en los mundos virtuales a través de sus avatares digitales, WeHead ofrece a los desarrolladores la posibilidad de llevar estos personajes al mundo real a través de un dispositivo físico”, señalan sus creadores.

Palmplug puede utilizarse para monitorizar ejercicios de rehabilitación.
Palmplug puede utilizarse para monitorizar ejercicios de rehabilitación.I. R.

Un ‘gadget’ para tocar la realidad virtual

Palmplug es un dispositivo que monitoriza cada movimiento de la mano. Gracias a tecnología háptica, dota al usuario del sentido del tacto en videojuegos. Así lo indica Kevin Shi, empleado de la compañía: “Imagina que hay un coche frente a ti y si lo tocas, puedes sentir la vibración. O digamos que metes la mano en agua que se mueve y lo sientes”, afirma. Este dispositivo también puede utilizarse para realizar rehabilitación, por ejemplo, tras sufrir un accidente cerebrovascular. “Es posible preparar los ejercicios como si fueran un juego para que no te aburras tan rápido y enviar a tu médico los datos que salen del guante”, cuenta Shi.

Una inteligencia artificial que traduce medicamentos

“No puedes ir al traductor de Google y conseguir el medicamento equivalente al Tylenol (paracetamol) en Francia. No obtendrás la respuesta”, explica Cristopher Burrow, responsable del grupo de informática médica y análisis de datos de Humetrix. Esta compañía ha desarrollado SOSQR Global, una plataforma impulsada por inteligencia artificial que traduce términos médicos y recetas a más de 20 idiomas y en más de 150 países. Algo que podría resultar útil “si viajas y un especialista necesita consultar tu historial médico o cuando la medicación que usas tiene un nombre completamente diferente en otro lugar”.

Laurent Marfisi junto al telescopio desarrollado por Unistellar.
Laurent Marfisi junto al telescopio desarrollado por Unistellar.I. R.

Un telescopio que hace fácil la astronomía

Utilizar un telescopio por primera vez puede resultar frustrante, según Laurent Marfisi, de Unistellar. “El primer problema es que puede que no veas mucho con un telescopio normal. El segundo, que estos aparatos son difíciles de maniobrar”, destaca. Su compañía tiene una solución: un telescopio inteligente para hacer la astronomía más accesible. El aparato ha sido diseñado para identificar qué hay en el cielo, hacerle fotos y mandarlas al móvil. También puede enviar notificaciones. “Por ejemplo, te dirá que hoy es un buen día para ver Júpiter en tu vecindario”, cuenta Maggie Zaboura, otra empleada de la compañía.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.