jueves, abril 18

Wilders: La dimisión del político ultra que mediaba entre los partidos de Países Bajos embarra la formación de Gobierno | Internacional

La primera fase para formar un nuevo Gobierno en Países Bajos se ha venido abajo antes incluso de estrenarse. Después de que el pasado miércoles el partido del ultraderechista Geert Wilders ganara las elecciones, el senador Gom van Strien, encargado de reunirse con los distintos partidos, ha anunciado este lunes su dimisión. La decisión llega después de que una investigación del diario NRC le señalara como implicado en un presunto caso de fraude. El político —de 72 años, miembro del Partido por la Libertad (PVV), la formación de Wilders— ha renunciado ante las dudas generadas sobre su integridad.

Wilders ha declarado este lunes que “no sabía nada de este asunto” y ha reconocido que “se han cometido errores en el nombramiento del intermediario”. Espera disponer de un sustituto este martes.

Gom van Strien, tras pronunciar un discurso durante una rueda de prensa sobre su nombramiento como mediador para un nuevo Gabinete, el viernes 24 de noviembre en La Haya.
Gom van Strien, tras pronunciar un discurso durante una rueda de prensa sobre su nombramiento como mediador para un nuevo Gabinete, el viernes 24 de noviembre en La Haya. SEM VAN DER WAL (EFE)

El reportaje señala una serie de irregularidades en Utrecht Holdings, una empresa subsidiaria de la Universidad de Utrecht y del hospital universitario. El artículo aparecido en NRC cita un informe de la consultora Deloitte que recoge la transferencia de acciones de compañías relacionadas con la universidad, o bien el hospital, y que acabaron en manos de una compañía externa. Las esposas del senador del PVV y de su sucesor poseían el 32% de las acciones de la misma. Según los documentos analizados para la investigación periodística, Van Strien, que fue gerente de Utrecht Holdings hasta 2009, aparece en esa transacción.

El monto de fondos públicos transferidos asciende a unos dos millones de euros. Van Strien declaró al diario que pidió aclaraciones a Utrecht Holdings cuando se enteró de estas alegaciones, pero no obtuvo respuesta. Lo que sí dice haber recibido es una carta de la universidad con una serie de “inexactitudes manifiestas”.

El Partido por la Libertad de Wilders se alzó como la lista ganadora en los comicios y le corresponde llevar la iniciativa para preparar las negociaciones de una futura coalición de Gobierno. La presidenta del Congreso, Vera Bergkamp, liberal de izquierdas, ha mostrado su malestar por el frenazo que supone la marcha del senador, y analizará el nuevo calendario en cuanto Wilders proponga a otro candidato como intermediario.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Para este lunes se había convocado a la alianza entre ecologistas y socialdemócratas (GroenLinks-PvdA), encabezada por Frans Timmermans, exvicepresidente de la Comisión Europea. Quedaron segundos en las elecciones. También se había llamado a los terceros clasificados, el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD), con su líder, Dilan Yesilgöz. Y a los liberales de izquierda (D66), quintos clasificados, y a su cabeza visible, Ron Jetten. Todo ello ha sido cancelado hasta nueva orden.

En su cuenta de X (antes Twitter) Wilders ha asegurado este lunes que seguirá “moderándose” y se mantendrá positivo y razonable a pesar de “los ardides” que los políticos usen en su contra. Con esto último alude a la decisión del VVD de no participar en el próximo Ejecutivo, sino de apoyarlo o tolerarlo desde fuera.

Según el líder ultraderechista, su partido —que recibió el apoyo de casi 2,5 millones de holandeses, de los 13 millones con derecho a voto— crecerá todavía más si no tiene la oportunidad de “traducir el mandato democrático de millones de personas en la correspondiente responsabilidad administrativa”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_