martes, junio 25

Ousmane Sonko: El líder de la oposición de Senegal queda excluido de la carrera presidencial | Internacional

El principal líder de la oposición en Senegal, Ousmane Sonko, quien se encuentra en prisión desde el pasado verano, ha quedado excluido de las elecciones presidenciales que se celebran a partir del próximo 25 de febrero en este país africano. El Tribunal Constitucional hizo pública este sábado la lista definitiva de candidatos a dichos comicios, de la que se caen tanto Sonko como otro aspirante de peso, el también opositor Karim Wade, hijo del expresidente Abdoulaye Wade. De las 93 candidaturas presentadas, el alto tribunal tan solo ha autorizado 20, entre las que se encuentran las de tres aspirantes próximos a Sonko, así como la de Amadou Ba, actual primer ministro y delfín del presidente saliente, Macky Sall, debilitada por pugnas internas. Los comicios se presentan como los más abiertos de la historia reciente del país.

La exclusión de la carrera presidencial de Ousmane Sonko, condenado en dos procesos judiciales distintos por difamación y corrupción de la juventud y acusado también de llamamiento a la insurrección y complot contra el Estado, era previsible, pero ha sido el objeto de un largo tira y afloja judicial. Su partido político, Patriotas de Senegal por la Ética, el Trabajo y la Fraternidad (Pastef), se encuentra ilegalizado desde el pasado verano tras impulsar violentas protestas que fueron reprimidas con dureza, provocando todo ello más de 50 muertos. Más de mil personas, en su mayor parte jóvenes, fueron encarceladas en el proceso, en un contexto de recorte de libertades y tensión social y política.

Sin embargo, tres candidatos próximos a Sonko sí han sido validados por el Tribunal Constitucional. Se trata de Bassirou Diomaye Faye, número dos de Pastef y también en prisión preventiva en la actualidad, así como Cheikh Tidiane Diéye y Habib Sy, ambos miembros de la coalición opositora Yewwi Askan Wi (YAW). Todo apunta a que dos de estos tres aspirantes se autoexcluirán, previsiblemente Diéye y Sy, para que todos los apoyos vayan a Faye, quien cuenta con la plena confianza del líder de la oposición encarcelado. Otros líderes de YAW, como Déthié Fall, mantienen sus opciones.

Pero Sonko no es el único opositor que ha quedado excluido de la lista definitiva de candidatos. Karim Wade, quien contaba con el respaldo del histórico Partido Democrático Senegalés (PDS), también está fuera de la carrera presidencial, aunque ha anunciado su intención de recurrir a instancias internacionales para hacer valer su candidatura. El Tribunal Constitucional justifica su decisión en el hecho de que Wade tenía la doble nacionalidad francosenegalesa en el momento de presentarse, circunstancia prohibida de manera expresa por la Ley Fundamental, y que mintió al respecto. El pasado 16 de enero, el candidato renunció a la nacionalidad francesa, pero a juicio del alto tribunal ya era tarde.

La exclusión de los opositores Sonko y Wade podría haber dejado el camino expedito para el actual primer ministro, Amadou Ba, designado por el presidente Macky Sall. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Este economista y experto en política fiscal de 62 años, que gestionó las carteras de Economía y Asuntos Exteriores antes de ser designado jefe de Gobierno en septiembre de 2022, se enfrenta tanto a su falta de tirón popular como al rechazo de un importante número de los barones históricos del partido en el poder, que le consideran un arribista de última hora. De hecho, dos fieles de Macky Sall que aspiraban a ser su sucesor, los exministros Mahammed Boun Abdallah Dionne y Aly Ngouille Nidaye, también son candidatos y debilitarán el voto de Amadou Ba.

La renuncia de Macky Sall a concurrir a un tercer mandato, que de hecho está prohibido en la Constitución senegalesa, abrió una pugna entre una decena de posibles candidatos en el seno de la Alianza por la República (APR), el partido que fundó hace más de 15 años y que le llevó a la presidencia del país. Su elección de Amadou Ba no ha sido del gusto de todos. Otros aspirantes de peso validados por el Constitucional son los opositores Idrissa Seck, que quedó en segundo lugar en las presidenciales de 2019, y Khalifa Sall, exalcalde de Dakar. Tan solo dos mujeres son candidatas, Anta Babacar Ngom y Rose Wardini, ambas con poca experiencia política y escasas opciones de éxito en una de las elecciones presidenciales más inciertas de la historia reciente de Senegal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Las intensas protestas vividas desde 2021, tras la primera detención de Ousmane Sonko, y particularmente el pasado mes de junio, cuando fue retenido en su domicilio antes de su encarcelamiento, hacían presagiar un contexto convulso para estos comicios Sin embargo, la enérgica reacción del Gobierno ha logrado, por ahora, desmovilizar a los seguidores del popular opositor senegalés, que deberá decidir desde la prisión a quién designa como su candidato.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_