sábado, junio 22

Los aspirantes republicanos a la presidencia jurarán lealtad a Israel en su lucha contra Hamás | Internacional

donald trump
Donald Trump en la reunión anual de la Coalición Judía Republicana en Las Vegas, en 2019.Jacquelyn Martin (AP)

Ron DeSantis fue la sensación del año pasado en Las Vegas. Mucho ha pasado desde la última vez que la Coalición Judía Republicana (RJC, en sus siglas en inglés) se reunió en la capital del juego en 2022. El gobernador de Florida llegó a la reunión del influyente lobby judío como el favorito para derrotar a Donald Trump en la carrera a la Casa Blanca. El expresidente lidera las preferencias a pesar de sumar 91 cargos en cuatro acusaciones abiertas en tribunales. Este sábado, sin embargo, los aspirantes podrán contrastar sus puntos de vista mientras juran lealtad a Israel en su ofensiva contra Hamás.

”Hoy más que nunca estamos con Israel“. Con estas palabras de Norm Coleman, uno se los presidentes de la organización, arrancó el evento la noche del viernes. “Este año, Israel vive la devastación más grande desde el Holocausto (…) estamos dolidos, pero sabemos salir adelante y buscar mejores días“, aseguró el exsenador por Minnesota. La importancia de su mensaje fue subrayado por un par de vídeos de combatientes de las Fuerzas de Defensa israelíes, que fueron muy aplaudidos por el público.

El evento de la RJC en Las Vegas se convertirá desde la mañana del sábado en un foro donde los ocho republicanos que aspiran a la candidatura presidencial, además de otros políticos de alto perfil, desfilen por el escenario para comprometerse con la causa judía.

Los organizadores anunciaron la mañana del viernes que Mike Johnson se sumará al evento. Johnson se convirtió el miércoles en el líder de la Cámara de Representantes después de 22 días de caos y cuatro candidatos que mostraron las tensiones internas de los republicanos. Johnson, un ultraconservador cercano a Trump, dará un discurso la noche del sábado. Antes de él subirá al escenario Steve Scalise, el líder de la mayoría conservadora en la Cámara Baja, y quien también ha sido añadido de última hora “para mostrar su solidaridad con el pueblo de Israel y la comunidad judía estadounidense”.

La presencia de Johnson, el ungido más reciente a la cúpula política de Washington, dará claves de cómo el partido digiere el conflicto en Oriente Próximo. El líder de la Cámara de Representantes es un cristiano evangélico, un grupo que representa una de las bases más leales dentro de la organización conservadora. La guerra contra Hamás se ha colado entre las preocupaciones más urgentes de los votantes evangélicos, como han reflejado algunos sondeos en Iowa, el primer Estado que celebra el caucus republicano, en enero próximo, y donde los religiosos tienen una presencia importante.

Fue en Iowa donde Nikki Haley, la exembajadora de Trump ante la Organización de Naciones Unidas, describió el conflicto entre Israel y Gaza iniciado el 7 de octubre como una “guerra contra el bien y el mal”. “Debemos contar con un líder que tenga claridad para saber la diferencia”, dijo este mes la gobernadora de Carolina del Sur.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Tanto Haley como DeSantis, quienes compiten por el segundo puesto a la sombra de Trump, han colocado el conflicto en Oriente Próximo en el centro de su narrativa de política internacional. Este jueves, CNN y Associated Press informaron que Florida estaba facilitando los trámites para que terceros enviaran a Israel drones, munición, armaduras de combate y cascos para que sean usados por elementos de las Fuerzas de Defensa. La información fue confirmada por un portavoz de la campaña de DeSantis, quien indicó que el Estado no ha utilizado recursos en la compra de estos objetos y que la ayuda se limita a agilizar los permisos de transportación.

La reunión anual de la Coalición Judía Republicana es también uno de los eventos más importantes para recaudar donativos. El grupo está dentro de los grupos de lobby más relevantes en favor de Israel. Sus miembros representan el tercero en capacidad de financiamiento, después del Comité de Asuntos Públicos de América e Israel y J Street. El dinero que sale de este grupo ha aumentado considerablemente desde 2018, donde pasó de los 130.000 dólares hasta el año pasado, superando los 320.000 dólares, de acuerdo a la organización Open Secrets.

Donald Trump vuelve

El año pasado el expresidente acudió al evento de manera telemática. En un video, Trump aseguró ante la audiencia que ninguna Administración había hecho más por Israel como la suya. Entre las acciones que destacó, que se alinean con los reclamos de los sectores más duros de los judíos estadounidenses, estuvo el mudar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén y reconocer oficialmente las colonias israelíes establecidas en los Altos del Golán.

Trump contó en el pasado con el apoyo de uno de los hombres más influyentes de la RJC, el multimillonario Sheldon Adelson, el dueño del casino Sands y gran donador del partido Republicano. Adelson murió en 2021, pero su viuda Miriam, sigue siendo una figura central dentro de la organización gracias a una fortuna que ronda los 30.000 millones de dólares. A diferencia de su esposo, prefiere mantenerse al margen y no apoyar abiertamente a ningún candidato.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.